Bienvenido al Complejo Ecológico de América

A nadar al fin…

PDFImprimirCorreo

En esta publicación te mostramos la otra parte de la historia, la que cuentan quienes confían en nosotros donando, rescatando y finalmente trayendo desde muy lejos animales para ser devueltos a su hábitat. Se trata del mismo ejemplar que aparece bajo el título “Disfrutando un nuevo hogar”. Un consejo lee atentamente, porque esto no termina aquí, la historia sigue adquiriendo la forma de otros animales y otras personas…

La sabana pero en América

PDFImprimirCorreo

Leones, Osos pardo y Tigres de bengala, ingresan a nuestro complejo, procedentes de circos y de algunos zoológicos que cierran sus puertas definitivamente. Las figuras legales pueden ser decomisos, donaciones o directamente de rescates por haber sido abandonados.

Como de los animales mencionados, los que prevalecen en número son los leones, en nuestra institución se ha construido un ambiente de generosas dimensiones. Se trata de un predio de casi una hectárea que imita las condiciones de la sabana africana. 

A correr se ha dicho!

PDFImprimirCorreo

Marina es ingeniera agrónoma, pero también una esmerada participante de nuestra comisión directiva. Cuando supo que estábamos buscando el lugar “ideal” para liberar a Juancho. No dudó en expresar con alegría que ella sabía donde, y no solo aseguraba tener el lugar ideal, sino que se ofreció a proceder ella misma al acto de liberación.

Feas pero no tanto…

PDFImprimirCorreo

Olorosas, feas, de hábitos nocturnos, nada simpáticas. Con todas esas características ¡nadie las quiere!. Pero claro, también, pocos las conocen realmente. Así grande fue el susto que se dio el vecino que mató a una mamá comadreja cuando observo que desde algo que se parecía a una bolsa que se encontraba en el abdomen, salían crías. ¡Hasta allí llegó su instinto depredador! Ese instinto que los humano solo atribuimos a los animales, pero que ellos utilizan por necesidad alimentaria y nosotros respondiendo a ¡vaya a saber en respuesta a que mecanismo de primitiva búsqueda de placer!. 

Disfrutando un nuevo hogar

PDFImprimirCorreo

La tortuga pintada (Trachemys dorbigni) llegó de lejos, en la naturaleza se la encuentra en los grandes ríos del noreste Argentino y en la región no existe un hábitat que nos garantice la supervivencia. La única opción disponible si queremos acelerar el proceso es liberarla en alguna de las lagunas de nuestro complejo. Esa alternativa no es poca cosa, allí dispondrá de alimento ya que existen abundantes peces (madrecitas)  otras tortugas de su misma especie y la ausencia de depredadores (especialmente humanos) que la acechen. Todo esto no es poca cosa para una tortuga que tiene una nueva oportunidad. ¡Ella agradecida, nada lentamente como sabiéndose segura!

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL